Por: anónimo

Cuántas veces ves jugar a tu equipo con esa fuerza incomparable, de visitante, con 2 hombres menos, el árbitro en contra, la hinchada de ellos que parecen 30.000 más que los tuyos, y sin embargo, tu equipo se multiplica en la cancha, mete al contrario en su propio arco, les MUERDEN los talones y al final se alzan con la victoria. Es cuando vos pensás, “mañana voy a encarar el día tal como jugó hoy mi equipo”, “voy a salir a buscar lo que quiero y no parar hasta lograrlo”, es que el deporte es la representación de la vida misma.

En el deporte en general existen LOS PECHO FRÍO, LOS GANADORES, LOS SUFRIDOS, etc…igual que en la vida.

Un día nos toca ganar, otro perder y a veces empatar, pero si hay que perder, es mejor dejarlo todo de sí, no guardarse nada, salir a ganar en todos los terrenos, saber que si hasta aquí llegamos es por algo, y podemos mejorar; bancarnos la que venga y hacer sentir al otro que no va a ser fácil doblegarnos.

Todos nos jugamos un CAMPEONATO, unos juegan en la vida para estar “en la punta”, otros para “mantener la categoría y no irse al descenso”, pero, si ningún equipo abandona el campeonato porque las cosas no le salgan bien, ¿porqué vas a hacerlo vos?, por supuesto todos jugamos para ganar, pero es importante saber que cuando pasamos por MALAS RACHAS, la salida va a estar siempre que persistamos.

La lucha por la grandeza, por reponerse, por vencer la adversidad, está presente en todos los deportes, incluyendo al que más nos interesa: NUESTRA VIDA COTIDIANA.

Una canción!

julio 16, 2009

Por Eugenio Giani

Esta es la canción Three Little birds, de Bob Marley & The Wailers, publicada en el albúm Exodus en 1977. Tenía ganas de compartirla con ustedes, ya que estamos en tiempos complicados y esta canción transmite ese mensaje de “todo pasa”. Toda canción que conozcó de Bob Marley transmite esa sensación y sentimiento de paz, esperanza y amor. Realmente sabía comunicarse!

Saludos!

Hombres trabajando…

julio 13, 2009

Por Eugenio Giani

Creo que más de uno de nosotros ha empezado a utilizar la palabra ODISEA cada vez que piensa en conseguir trabajo. Definitivamente la situación laboral en el país es insostenible. Saliste, nunca entraste o te sacaron del circuito laboral y es muy pero MUY difícil volver a ingresar.

Particularmente hace 4 meses que estoy en la busqueda de trabajo, algunos pensarán que es poco tiempo como para preocuparme pero para mí es una eternidad. Son 120 días (apróximadamente) en los cuales no he podido pensar en otras cosas sino que en volver a conseguir un trabajo. Es casi imposible conseguir puestos laborales donde la experiencia no pese (al contrario en la mayoría de las ofertas hacen pesar y MUCHO la experiencia). Pero como ya dije en otra entrada del Blog “Pero cada oferta que hay exijen muchos requisitos: me piden experiencia en el sector de 6 meses (mínimo), y no es sólo 1 o 2 avisos son muchos los que piden estos requisitos. Lo cual es una traba inmensa porque uno quiere empezar a trabajar y ya tiene que tener experiencia (excluyente)“.

Es más me he quedado desactualizado en cuánto a la experiencia que te exigen. Actualmente estoy viendo que se busca contratar a gente, ya no con 6 meses de experiencia,  que redondeé los 2 años de experiencia.

Todo cambia, los números, las ofertas, las demandas, las exigencias, las predicciones. Pero en cuanto a los que le pasa a muchas personas que quieren insertarse en el mercado laboral muchas que no contaban con experiencia siguen sin tenerla, como yo.

Esperemos que haya un cambio en las exigencias y que realmente se valore el deseo, la voluntad, la iniciativa, el compromiso de una persona a la hora de ser entrevistada. Y que el 1º o 2º comentario en una entrevista no sea “No es el perfil que buscamos, necesitamos gente con experiencia”.

Por Diego Dillenberger

Jaime Durán Barba, el estratego electoral ecuatoriano que ayudó a ganar a Francisco de Narváez la provincia de Buenos Aires en las elecciones del domingo en Argentina, siempre dijo que la escenificación de la derrota es clave para seguir gobernando o enfrentar una segunda vuelta.

Nunca quedó tan clara como ayer la importancia de este consejo estratégico. El ex presidente Néstor Kirchner y sus principales acompañantes en la lista de diputados por Buenos Aires que perdió ajustadamente con De Narváez, parecieron hacer todo lo posible por dar una imagen de derrota, cuando la diferencia, en realidad, fue de pocos puntos.

El mayor error fue demorar el reconocimiento de la derrota misma en el Salón Monserrat del Hotel Intercontinental. Aparentemente la meta era enfrentar las cámaras con la menor cuota de encendido posible y con los diarios ya cerrados, “para que se note menos”. Lo hicieron a las dos de la madrugada. Sin embargo este “truco” no pudo evitar que las cámaras muestren durante horas a filas raleadas de adolescentes seguidores recostados en el piso del hotel con rostros de derrota. Los medios informaban que se había cortado el catering y hasta el aire acondicionado con el objetivo de que se fueran solos.

Evidentemente alguien se percató del error, mandó a prender el aire acondicionado y le pidió al disc jockey que levantara los ánimos. Lo logró: los chicos se pusieron a bailar, y mucha gente se preguntó qué estaban festejando cuando no había nada de que alegrarse.

El mensaje implícito que transmitían fue peor: “no se animan a salir y encima mantienen engañados a sus seguidores”. Cabe recordar que, tres horas antes, un funcionario de segundo rango de la Secretaría de Medios había asegurado que sus encuestas de boca de urna daban a la lista de Kirchner “ganadora por seis puntos”.

Vale recordar que McCain reconoció la victoria de Obama a los pocos minutos de los primeros resultados. Lo felicitó calurosamente y se puso al servicio “del Presidente de los Estados Unidos”.

Cuando finalmente Kirchner subió al escenario acompañado de su segundo en la lista, el gobernador Daniel Scioli y el tercero, el jefe de Gabinete Sergio Massa, fue cuando cometió la mayor cantidad de errores.

Su semblante y el de sus compañeros de lista reflejaban abatimiento, mientras que su discurso fue minimizador: “perdimos por muy poquito”. Mientras ya se habían informado los resultados de todas las provincias, que lo daban perdedor en todos los distritos importantes del país, incluso en su natal Santa Cruz, trató de compensar afirmando que “ganamos en muchas provincias”. La imagen que transmitió fue grotesca.

En lugar de felicitar a su oponente con nombre y apellido, Francisco de Narváez, lo mencionó como “el rival”. Por el contrario, hizo innecesariamente alusión a que Gabriela Michetti no había hecho una gran elección en la ciudad de Buenos Aires. Pasando por alto que la candidata del centro-derechista PRO le había ganado por 7 puntos porcentuales al segundo.

Como acierto se puede remarcar que destacó que el resultado demuestra que no se concretaron los temores de fraude que circularon días antes de los comicios. Pero enseguida opacó esa virtud asegurando que seguirá trabajando “por el 2011”, refiriéndose a las próximas elecciones: o sea “no cambia nada, el gobierno sigue en campaña, pese a los enormes problemas del país”.

Luego, en la breve rueda de prensa organizada por su jefe de prensa, Alfredo Scocchimarro, dejó bien en claro que no piensa cambiar su estilo, ni dejar de lado su enfrentamiento con el sector agrario, lo que dio una imagen de cerrazón y mezquindad.

Muy por el contrario, una de las primeras frases de su breve discurso, en un desacostumbrado tono opaco y sin estridencias, fue que “vamos a retomar la iniciativa”, lo que sonó a “nos vamos a levantar para seguir peleando”, cuando ese estilo fue el castigado en las urnas. Lo que los medios hubiesen esperado era más bien “vamos a tomar nota del mensaje de las urnas”.

Y es importante lo que esperaban los medios, porque, aunque el encendido a esa hora hubiese sido menor que la medianoche, hora en la que a más tardar debió haber salido a felicitar a su rival, la imagen queda grabada, y los periodistas y la propia oposición se la pasan hablando de la “mala derrota”.

Hoy, lunes, el comentario fue la fea impronta que dejó la escenificación improvisada de la caída electoral. Podría haber sido todo lo contrario, con un Kirchner que se volvió un caballero de la política. Probablemente le sea difícil a un hombre con personalidad peleadora escenificar una derrota “deportiva”. Pero eso hubiese marcado la diferencia entre un buen y un mal perdedor. La opinión pública puede darle una oportunidad a un buen perdedor. Difícilmente lo haga con el mal perdedor.

Por Eugenio Giani

El 28 de junio de este año, en 5 días, se votará:

  1. en los 24 distritos de la República Argentina (23 provincias, más Capital Federal) para cambiar la mitad de los 257 miembros de la Cámara de Diputados;
  2. para renovar un tercio de los 72 miembros de la Cámara de Senadores. Con una renovación en 8 provincias: Chubut, Córdoba, Catamarca, La Pampa, Mendoza, Tucumán, Santa Fe y Corrientes.
  3. también habrá elecciones legislativas, pero no de diputados o senadores, sino de concejales en los diferentes partidos que conforman los 24 distritos.

Estas elecciones son importantes para determinar el curso de la política Argentina en los últimos 2 años de mandato de CFK.

Se definirán 127 bancas en Diputados y 24 en Senadores, además de 288 Diputados provinciales y 70 Senadores provinciales (también legisladores, concejales, etc.)

Entre las candidaturas testimoniales, los sectores disidentes de cada partido se definieron los diferentes candidatos para los comicios legislativos.

Los candidatos

PARTIDO JUSTICIALISTA-FRENTE PARA LA VICTORIA (OFICIALISMO)

Kirchner-Scioli-Guevara

Kirchner-Scioli-Guevara

PARTIDO JUSTICIALISTA-UNIÓN PRO (DISIDENTE)

UNION PRO

De Narvaez-Solá

COALICIÓN CÍVICA+UNIÓN CÍVICA RADICAL-ACUERDO CÍVICO Y SOCIAL

ACUERDO CIVICO Y SOCIAL

Stolbizer-Alfonsín

ENCUENTRO POR LA DEMOCRACIA Y LA EQUIDAD

Sabbatella

Sabbatella

Estos son algunos de los candidatos. Faltan muchos así que dejo el link del Poder Judicial de la Nación, allí acceden guía judicial luego a Justicia Nacional Electoral y luego seleccionan en el mapa de la derecha la provincia que quieren consultar.

Por Eugenio Giani

Me parece que esto más de uno lo ha escuchado en algún lado. Yo no sólo lo escuche, sino que lo ví.

Yo soy de Pilar (Ruta 28 km 5) soy vecino de una quinta de salto. Hace unos  días chocaron a un perro en la ruta 28, el perro malherido busco reparo junto al tejido de la quinta, igual el perro se veía desde la ruta. Nosotros le dimos alimento y agua durante 3 días.

La quinta que digo es un lugar donde todos los días hay veterinarios atendiendo los caballos. Sin embargo, nadie se acerco al animal por lo menos para ver si se podía hacer algo (me gustan muchos los animales y eso me dío mucha indignación).

Me da vergüenza por esos veterinarios que van a la quinta todos los días y no ayudaron al perrito, parece que su ética es manejada por el dinero y por él sí responden.

Siguiendo con la línea de poco personas resulta que llamamos a una veterinaria y nos atendieron. Cuando comentamos lo del perro dijeron que no podían hacer nada a lo cual le dijimos que haría ella si viera un perro tirado en la calle y respondió que no haría nada porque no le corresponde.

Así estamos, así vamos a seguir estando. Más de una persona que elijieron ser veterinarios para cuidar animales le han dado la espalda. No todo termina ahí, seguimos buscando hasta que dimos con un hogar canino en el cual accedieron a recibir al animal y una vez que lo llevamos lo atendieron y quedo en el hogar (las personas de ese hogar canino no son más que gente con ganas de ayudar y eso es mucho más importante que muchos títulos y premios académicos).

Lamentablemente cada vez hay menos gente preocupada por ayudar a los demás (oh casualidad! cada vez hay más personas dispuestas a estafar, robar, delinquir, perjudicar a los demás).

Por Eugenio Giani

Este post no hace referencia a un sólo tema, es más bien una reflexión.

Últimamente la sociedad está sufriendo! ¿Porqué? por que cada vez menos es una sociedad, ya no es un lugar donde todos buscamos el bien común, ya no importa lo que le pasa al prójimo. Sólo importa uno, sus más cercanos (familia, amigos) y el dinero.

Que lejos queda la frase “hacer el bien sin mirar a quien”. Este siglo está lleno de gente que sólo busca triunfar por sobre los demás sin medir las consecuencias que eso pueda conllevar (destruir una familia; desatender al prójimo cuando necesita ayuda; privilegiar el dinero por sobre lo espiritual) el ser humano se ha transformado así mismo en una máquina generadora de odio. Busca encerrarse en un lugar donde nadie pueda encontrarlo porque ya no puede vivir tranquilo por todo el daño que causó.

Lo que la mayoría no está pensando ahora es que en algún momento va a necesitar ayuda. El mundo es un pañuelo dicen, todo lo que uno hace repercute en los demás.  Y en algún momento ese mal que se le ha producido a alguien puede volverte.

“Te deseo el doble que tú a mí me deseas”