Una canción!

julio 16, 2009

Por Eugenio Giani

Esta es la canción Three Little birds, de Bob Marley & The Wailers, publicada en el albúm Exodus en 1977. Tenía ganas de compartirla con ustedes, ya que estamos en tiempos complicados y esta canción transmite ese mensaje de “todo pasa”. Toda canción que conozcó de Bob Marley transmite esa sensación y sentimiento de paz, esperanza y amor. Realmente sabía comunicarse!

Saludos!

Anuncios

Por Diego Dillenberger

Jaime Durán Barba, el estratego electoral ecuatoriano que ayudó a ganar a Francisco de Narváez la provincia de Buenos Aires en las elecciones del domingo en Argentina, siempre dijo que la escenificación de la derrota es clave para seguir gobernando o enfrentar una segunda vuelta.

Nunca quedó tan clara como ayer la importancia de este consejo estratégico. El ex presidente Néstor Kirchner y sus principales acompañantes en la lista de diputados por Buenos Aires que perdió ajustadamente con De Narváez, parecieron hacer todo lo posible por dar una imagen de derrota, cuando la diferencia, en realidad, fue de pocos puntos.

El mayor error fue demorar el reconocimiento de la derrota misma en el Salón Monserrat del Hotel Intercontinental. Aparentemente la meta era enfrentar las cámaras con la menor cuota de encendido posible y con los diarios ya cerrados, “para que se note menos”. Lo hicieron a las dos de la madrugada. Sin embargo este “truco” no pudo evitar que las cámaras muestren durante horas a filas raleadas de adolescentes seguidores recostados en el piso del hotel con rostros de derrota. Los medios informaban que se había cortado el catering y hasta el aire acondicionado con el objetivo de que se fueran solos.

Evidentemente alguien se percató del error, mandó a prender el aire acondicionado y le pidió al disc jockey que levantara los ánimos. Lo logró: los chicos se pusieron a bailar, y mucha gente se preguntó qué estaban festejando cuando no había nada de que alegrarse.

El mensaje implícito que transmitían fue peor: “no se animan a salir y encima mantienen engañados a sus seguidores”. Cabe recordar que, tres horas antes, un funcionario de segundo rango de la Secretaría de Medios había asegurado que sus encuestas de boca de urna daban a la lista de Kirchner “ganadora por seis puntos”.

Vale recordar que McCain reconoció la victoria de Obama a los pocos minutos de los primeros resultados. Lo felicitó calurosamente y se puso al servicio “del Presidente de los Estados Unidos”.

Cuando finalmente Kirchner subió al escenario acompañado de su segundo en la lista, el gobernador Daniel Scioli y el tercero, el jefe de Gabinete Sergio Massa, fue cuando cometió la mayor cantidad de errores.

Su semblante y el de sus compañeros de lista reflejaban abatimiento, mientras que su discurso fue minimizador: “perdimos por muy poquito”. Mientras ya se habían informado los resultados de todas las provincias, que lo daban perdedor en todos los distritos importantes del país, incluso en su natal Santa Cruz, trató de compensar afirmando que “ganamos en muchas provincias”. La imagen que transmitió fue grotesca.

En lugar de felicitar a su oponente con nombre y apellido, Francisco de Narváez, lo mencionó como “el rival”. Por el contrario, hizo innecesariamente alusión a que Gabriela Michetti no había hecho una gran elección en la ciudad de Buenos Aires. Pasando por alto que la candidata del centro-derechista PRO le había ganado por 7 puntos porcentuales al segundo.

Como acierto se puede remarcar que destacó que el resultado demuestra que no se concretaron los temores de fraude que circularon días antes de los comicios. Pero enseguida opacó esa virtud asegurando que seguirá trabajando “por el 2011”, refiriéndose a las próximas elecciones: o sea “no cambia nada, el gobierno sigue en campaña, pese a los enormes problemas del país”.

Luego, en la breve rueda de prensa organizada por su jefe de prensa, Alfredo Scocchimarro, dejó bien en claro que no piensa cambiar su estilo, ni dejar de lado su enfrentamiento con el sector agrario, lo que dio una imagen de cerrazón y mezquindad.

Muy por el contrario, una de las primeras frases de su breve discurso, en un desacostumbrado tono opaco y sin estridencias, fue que “vamos a retomar la iniciativa”, lo que sonó a “nos vamos a levantar para seguir peleando”, cuando ese estilo fue el castigado en las urnas. Lo que los medios hubiesen esperado era más bien “vamos a tomar nota del mensaje de las urnas”.

Y es importante lo que esperaban los medios, porque, aunque el encendido a esa hora hubiese sido menor que la medianoche, hora en la que a más tardar debió haber salido a felicitar a su rival, la imagen queda grabada, y los periodistas y la propia oposición se la pasan hablando de la “mala derrota”.

Hoy, lunes, el comentario fue la fea impronta que dejó la escenificación improvisada de la caída electoral. Podría haber sido todo lo contrario, con un Kirchner que se volvió un caballero de la política. Probablemente le sea difícil a un hombre con personalidad peleadora escenificar una derrota “deportiva”. Pero eso hubiese marcado la diferencia entre un buen y un mal perdedor. La opinión pública puede darle una oportunidad a un buen perdedor. Difícilmente lo haga con el mal perdedor.

DIRCOM Nº 83

junio 16, 2009


Tapa de la última entrega de la Revista Dircom

Tapa de la última entrega de la Revista Dircom

A continuación se encuentra el video en el cual se relatan los títulos y otras noticias relacionadas con esta edición de la revista.

Por Revista Imagen

El secretario de Prensa de la Casa Blanca Robert Gibbs ganó el galardón de Profesional de PR del año por la Sociedad de Relaciones Públicas de América (PRSA, según sus siglas en inglés) por su trabajo durante la campaña del presidente estadounidense, Barack Obama.

El premio le fue entregado durante la cena anual de los Premios Yunque de Plata, el pasado fin de semana en Manhattan. Desde la PRSA explicaron que Gibbs obtuvo el reconocimiento por el mensaje de la campaña y la coherencia que lograron mantener; el empleo de los nuevos medios de comunicación y el “visible énfasis en la transparencia de sus comunicaciones, y la habilidad para generar un sentimiento de conexión en tiempo real con el electorado, apoyándose en el diálogo activo con los votantes”.

Por Revista Imagen

Conciente de que la mejor manera de promover la preservación del medio ambiente es llevando a cabo acciones concretas en su beneficio, Grupo Carrefour Argentina implementa numerosas medidas vinculadas al ahorro de energía eléctrica, la separación de residuos para el reciclado de materiales y la reducción en el uso de bolsas de polietileno.

Durante el pasado viernes 5 de junio, en conmemoración del Día Internacional del Medio Ambiente, Carrefour obsequió a sus clientes una bolsa reutilizable con cada compra superior a $100; anticipando de esta forma el lanzamiento de la campaña de concientización prevista para el segundo semestre de este año.

Además Carrefour promueve el uso inteligente de la energía eléctrica a través de la implementación de cambios en la infraestructura de las tiendas y la incorporación de nuevas tecnologías, mediante las cuales la compañía busca reducir en un 12% su consumo total de electricidad. El nuevo sistema de Automatización de Cargas, implementado ya en 55 sucursales con una inversión que supera los $3.000.000, se basa en la mejora de la eficiencia energética a través del control por horarios de la iluminación y de demanda máxima de potencia en cada tienda.

Por otra parte, con el objetivo de fomentar la industria del reciclado y contribuir a la formalización del trabajo de los recuperadores urbanos, desde comienzos de este año la compañía adhiere a los lineamientos de la Ley Nº 1854 de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos. En colaboración con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, participa del Programa de Gestión Integral de Reciclado (PROGIR), a través del cual en las 30 sucursales de la capital federal, los empleados separan diariamente los residuos en húmedos (orgánicos y no reciclables) y secos (reciclables), estos últimos para ser entregados a las cooperativas de recuperadores urbanos registradas y equipadas por la Ciudad.

Becker, nueva CEO regional de Edelman: lo único que crece en la crisis es la desconfianza

Por Diego Dillenberger.

Gail Becker, la flamante jefa regional de Edelman para Canadá y América latina, explicó en Buenos Aires cómo la crisis económica derribó la confianza de los líderes de opinión de Estados Unidos en las empresas.
La CEO regional de Edelman, que asumió hace tres semanas el cargo, presentó en el EDDE, la escuela de negocios de la Universidad Argentina de la Empresa, los principales resultados de este estudio y puntualizó que la confianza mundial en todas las instituciones cayó, especialmente en Estados Unidos. Pero también destacó que en lugares como Brasil, la confianza se recuperó porque “se produjo un brecha de confianza en el mundo”.

Atribuyó la caída en la confianza en su país al derrumbe económico norteamericano. La caída de la confianza en las empresas y especialmente en los Estados Unidos, fue la mayor de esta medición de esta encuesta global a líderes de opinión. Ahora la confianza de los líderes de opinión en las empresas en Estados Unidos se emparejó con la tradicional desconfianza que el barómetro venía midiendo en los principales países europeos.

Becker explicó el derrumbe de la confianza en los medios en los Estados Unidos con la percepción de que al periodismo “se le escapó la noticia”. “La gente se pregunta cómo la crisis tomó por sorpresa a los medios, no pudo anticiparla, y ahora le tiene menos confianza”. Agregó que la consolidación que se está produciendo en su país también está afectando la imagen de los medios de comunicación.

“Lo que sí creció es la credibilidad en los expertos”, agregó y recomendó que las empresas acudan a la opinión de expertos para difundir sus mensajes, ya que estos serán más creíbles.

Becker también reconoció que las consultoras de comunicación tienen una oportunidad de negocios en este entorno de caída de confianza en todo tipo de instituciones y admitió que Edelman está recibiendo “un poquito más” de presupuesto que las empresas sustraen de sus campañas de publicidad.

Para ver el video de la entrevista completa (en inglés), clic aquí .

Por Eugenio Giani

Últimamente he adquirido y consumido productos de marcas reconocidas que gozaban de la etiqueta de “buena calidad”.  Digo gozaban porque en estos últimos tiempos los productos han mermado en su calidad ya sea porque no se hacen los adecuados controles de calidad o los supermercados, en algunos casos, cortan la cadena de frío.

Algo que me paso fue con 3 gaseosas de marca reconocida (que empieza con P…) las cuales venían mal tapadas lo que provocó que las gaseosas no estuviesen en óptimas condiciones. Cabe aclarar que las 3 gaseosas fueron adquiridas en distintas compras.

Otro caso se me presentó con 4 leches chocolatadas de la marca S…or que estaban en mal estado (cortadas). a lo que uno puede pensar que allá sido causa de la perdida de la cadena de frío. Pero las leches fueron compradas en distintos supermercados a lo que podemos suponer 3 opciones: 1. varios no respetan la cadena de frío; 2. la empresa tiene un lote en mal estado; 3. el control de calidad esta fallando.

El último caso lo sufrí hoy con 1 cerveza (de la cervecera Q…es) la cual le faltaba contenido, al servirla no hacía giste (espuma de la cerveza) y al probarla carecía de las burbujas propias de la bebida. Otra vez un caso de mala calidad.

No sé si todo esto es consecuencia de una crisis mundial que ha llevado a hacer la  “vista gorda” a la hora de aplicar el control de calidad. Pero de igual manera el que se ve perjudicado nuevamente es el consumidor y las compañías que pierden buena imagen ante su público.

Por eso si sufre algún caso de mala calidad (seguramente le pase) llame a los 0-800 de las compañías y denuncie, reclame estos casos.